La Reseñoña – Bohemian Rhapsody




Visita nuestro Instagram

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Noviembre 2, 2018

La música es ya parte fundamental en la vida de cualquier persona. A todos nos gusta, todos le dedicamos un tiempo de nuestro día a día a escuchar esas canciones que forman parte de nuestro setlist personal, independiente de cual sea el estilo musical. Pero la música no sale de la nada, hay artistas detrás que son los encargados de componer e interpretar cada canción. Algunos pasan desapercibidos, otros, otros logran convertirse en leyendas que superan incluso sus canciones. Ese es el caso de Freddie Mercury, la voz y pilar principal de Queen, y de él trata la nueva biopic estrenada en los cines locales, Bohemian Rhapsody, la historia de Freddie Mercury.

Todos nos sabemos aunque sea una canción de Queen, las hemos escuchado en muchos lados, diversas fiestas, competencias deportivas, e incluso como música de fondo en un comercial de tv. Para los amantes de la música, muchos conocemos parte de la historia de Mercury, desde lo más superficial del astro musical, hasta incluso el más mínimo detalle del artista por parte de los fanáticos acérrimos, y como toda leyenda debe ser contada (de diversas maneras), ahora la historia del cantante con uno de los registros vocales más aclamados en la historia del rock llega con 134 minutos de pura emoción.

La película comienza en el Live Aid de Londres en 1985, pero antes de la llegada al escenario nos vemos trasladados a 1970, con un joven Farrokh Bulsara (Si, ese es su verdadero nombre, al ser de origen parsi) dando los primeros indicios de lo que sería la leyenda de Freddie Mercury, las diferencias con parte de su familia, el cómo conoce a los demás integrantes de Queen y su primera etapa y presentaciones.

La biopic nos muestra la evolución no solo de Mercury, si no también la evolución musical de Queen, el cómo componen cada uno de sus mayores éxitos, respetando al autor de cada tema, la búsqueda de un estilo propio y la extravaganza de cada uno de sus shows.

El filme estrenado el 24 de Octubre en Reino Unido recibió diversas críticas por parte de la “prensa especializada”, acusando a Bryan Singer (director principal) de no correr riesgos a la hora de mostrar la historia de Freddie Mercury, dejando a un lado el lado oscuro del artista y mostrando solamente lo superficial de sus excesos y condición sexual. A pesar de esto, con la película ya en cartelera, los fanáticos de Queen aclamaron la cinta, llegando incluso a aplaudir de pie al final de esta.

Lo más destacable de la película es la impecable interpretación y caracterización del actor Rami Malek como Freddie Mercury, llegando a momentos en los cuales sentías que realmente estabas viendo al músico en la pantalla. Sus movimientos y gestos fueron estudiados de manera bastante meticulosa por el actor, y eso sumado al vestuario y maquillaje resulta en una imitación casi perfecta (porque Freddie Mercury hay uno solo). También destaca la interpretación del actor Gwilym Lee como Brian May, guitarrista de Queen.

Una película no para los fanáticos del cine, sino que para los fanáticos de Queen, los que no solo disfrutarán de cada momento de la vida y obra de Mercury y Queen, sino que también podrán sentirse dentro de un concierto de la banda, pues la última parte de la cinta sabe como emular de mejor manera la presentación de Queen en el Live Aid de Wembley. El mejor final sin tener que caer en la imagen de un Freddie Mercury demacrado en sus días finales, pues para los que quieran morbo, basta con buscar en Google o leer Wikipedia.